Una variante del listado negativo es escribir un diario donde vayamos anotando nuestro día a día en la relación. Se trata de una herramienta muy valiosa para aquellas personas que aún no han soltado a su pareja

No hay duda de que si estamos en una relación de dependencia emocional, pasamos más días malos que buenos, con lo cual la herramienta nos ayudará a tomar conciencia. El hecho de escribir es en sí mismo muy terapéutico porque nos permite sacar todo el caos ulterior cuando vivimos un proceso de este tipo. Las dudas, los miedos y la lucha interna nos desgastan muchísimo. Escribir lo que sentimos nos ayuda a quitarnos un poco el peso de encima.

amor y deporte

En mi opinión, es mejor escribir justo cuando nos sentimos mal. cuando ha pasado algo negativo por lo que acabamos llorando o con ansiedad. Es entonces cuando más nos beneficia. Si adoptamos la costumbre de hacerlo, se convertirá en algo habitual para nosotros, y al conectar con las emociones negativas en nuestro ulterior, sentiremos la necesidad de sacarlas todas y expresarlas en el papel. Es un ejercicio de lo más saludable.

Pasado un tiempo, si la persona relee algunas de las págmas que ha escrito, se va a sorprender al ver todo el malestar que soporta, y sobre todo será consciente de que en su relación siempre se repite lo mismo: los mismos patrones, las mismas quejas, las mismas discusiones por los mismos temas.

Nada se resuelve, todo sigue igual Incluso la esperanza de que todo cambie. Si ya habéis salido de la relación y estáis en la fase de alejamiento, lo mejor es utilizar el listado negativo para afianzar la seguridad de que habéis hecho lo correcto, si es que en algún momento lo dudáis.

Si aún no habéis dado este paso y os continuáis preguntando si deberíais abandonar a vuestra pareja o no. porque hay días en los que veis claro que aquello no funciona y que no sois felices, y en cambio otros días creéis que tenéis la relación ideal, escribir un diario os va a ser muy útil para aclarar vuestras dudas en muy poquito tiempo.

Pensad que no es casualidad ni coincidencia, si se repiten las mismas situaciones, las mismas palabras, la misma sensación de frustración, impotencia y de inmensa tristeza.

La siguiente fase es pasar a la acción.